Cuando empiezas a trabajar la marca personal y se te va de las manos

Un día entras en Facebook y descubres que tu amigo, el que todos los lunes compartía la siguiente imagen…

…ha compartido esta otra.


Y te deja un poco mosqueado. De repente ves que todas sus fotos de juergas han desaparecido y que empieza a compartir noticias del estilo “5 tips para aumentar tu productividad en el trabajo”. Ahora ya no estás mosqueado, estás asustado ¿Se habrá unido a una secta?

Tranquilo, tu amigo ha empezado a hacer Marca Personal. Y eso es algo genial, ha pasado de acordarse de los familiares de los políticos contrarios a su ideología a morderse la lengua; en lugar de humor negro, comparte frases motivadoras y sus vídeos “graciosos” de gente cayéndose o chicas ligeras de ropa bailando han sido sustituidos por vídeos de conferencias motivacionales. Tu amigo está buscando trabajo y le han dicho que debe cuidar su imagen en la red porque los reclutadores buscarán sus perfiles antes de contratarle, pero para ti, tu amigo “ha muerto” en Facebook. La marca personal se le ha ido de las manos y ahora su timeline parece puro postureo.

El tema de la marca personal es algo de rabiosa actualidad, si queréis entender bien cómo trabajar vuestra marca personal os recomendamos que le echéis un vistazo a la página de Alfonso Alcántara o Elena Arnaiz, pero en resumen, desarrollar una buena marca personal consiste en convertirse en un buen profesional y dar a conocer tus habilidades para aumentar tu valor percibido, nada tiene que ver con estar obsesionado con el trabajo y hablar únicamente sólo sobre ello.

El postureo que comentamos no resulta molesto pero sí que hace perder autenticidad a las relaciones en redes sociales, como sucede con lo que comentamos anteriormente al hablar de bots en twitter, si le quitamos la humanidad (y al convertir nuestro timeline exclusivamente en un escaparate para los reclutadores, lo estamos haciendo) a nuestro comportamiento, las redes pierden su atractivo.

Facebook no es Linkedin por lo que es recomendable no sólo respetar sus normas sino su esencia. ¿Temes tu cara de zombie en las fotos de juergas te hagan parecer una persona poco seria? Publica una de primeras horas de la noche o sustituye ese tipo de fotos otras en la que practiques otra afición (Andar en bici, pasear por la montaña, ir de tapeo…). No se trata de mostrar que vives para trabajar sino de que eres una persona sana, normal y correcta.

No hagamos que al convertir las redes en herramientas de trabajo pierdan su esencia.

Escribir un comentario

Tu dirección correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
TOP