Cuatro reglas que los políticos deberían aplicar en las redes sociales

Estamos a pocos días de que se celebren las elecciones municipales y autonómicas y, a lo largo de esta intensa campaña y pre-campaña, hemos podido ver los intentos de muchos líderes políticos de aprovechar las ventajas de las redes sociales como herramienta de comunicación. También hemos podido ver lo poco que saben sobre ellas…

Hay una regla en Twitter que todo el mundo debería saber: nadie puede “domar” Twitter

Esto es algo que las personas, empresas, instituciones y partidos políticos a veces olvidan, pero que los twitteros no tardan en recordarles.

En Twitter todo el mundo es libre y puede interactuar con quien quiera y sobre lo que quiera. Si creas un hashtag, no tienes la propiedad ni control sobre él, por lo que no debes olvidar que puede volverse en tu contra. Este es el caso de #siganapodemos o #votaPP, hashtags que han sido más utilizados por los detractores de estos partidos que por sus simpatizantes, aunque la intención de sus creadores probablemente fuese otra.

En el atril, el arte de la oratoria es fundamental, en las redes sociales su equivalencia es la ortografía

mala ortografía en twitter
mala ortografía en twitter 2

En YouTube todo el mundo puede subir vídeos, pero esto no quiere decir que todo valga

Si no va a ser un video profesional y que transmita seriedad, cercanía, capacidad para gobernar y profesionalidad, mejor no subir nada que subir estas chapuzas.

 

Si te acuerdas de las redes sociales sólo en campaña electoral, no esperes que se tomen muy en serio tus promesas

rosa en twitter

Muchos políticos han estrenado cuenta en Twitter al inicio de esta campaña electoral.

A tus seguidores tienes que mimarlos, mostrarles cercanía y, sobre todo, aportarles valor. Cuando sólo te acuerdas de ellos mientras estás en campaña, tu mensaje es este: “Vengo a por votos”. ¿Hay algo malo en ello? Para nada. La honestidad es un valor en alza. Sin embargo, si lo que buscas es llegar a la gente de una forma que los medios tradicionales no te permiten, debes aplicar marketing relacional.

En definitiva, los partidos y dirigentes políticos no deben olvidar que son marcas, que su estrategia de comunicación debe ser tan profesional en las redes como en el mundo offline y que, por tanto, la planificación y la revisión de sus contenidos antes de publicarlos pueden ahorrarles situaciones como las que os mostramos en este artículo.

Lo malo es que, si hiciesen eso, nos perderíamos muchas situaciones divertidas.

Escribir un comentario

Tu dirección correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
TOP